Brevísima Antología de Prosa Poética Inclusiva.

   Twittear      

He aquí toda la prosa poética inclusiva escrita por Miguel Farah.

Índice.

  1. Mares y maras.
  2. Jotes y jotas.
  3. Las frutas y los frutos.
  4. Las bebidas y los bebidos.
  5. Las trigas y los trigos.
  6. Los cuadros y las cuadras.
  7. Los cantaores y las cantaoras.
  8. Atrapados y atrapadas.
  9. Las cubas y los cubos.
  10. Las barajas y los barajos.
  11. Los candidatos y las candidatas.

Mares y maras.

Los suelos y las suelas reciben las enérgicas caídas y los enérgicos caídos de negras tormentas y negros tormentos, y las y los conducen a través de lomas y lomos, valles y vallas y ríos y rías, superando barras y barros y golfos y golfas, para entregarlas y entregarlos a los mares y las maras. Si dejaran estos y éstas de reabastecerse de este modo y esta moda, qué podrían hacer la fauna marina y el fauno marino para subsistir? ¿Qué harían delfines y delfinas, merluzas y merluzos, locos y locas, truchas y truchos, machas y machos, pulpos y pulpas, focas y focos, rayas y rayos y orcas y orcos para alimentarse? ¿Consumir cada uno y cada una alguna alga o algún algo? ¿Recurrirían a agrias luchas y agrios luches? Porque, ciertamente, no podrían sobrevivir consumiendo amebas y amebos.

Publicado originalmente el 11 de julio de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/07/oceanos-y-oceanas-prosa-poetica.html.


Jotes y jotas.

Los jotes y las jotas recorren todos los hoyos y todas las hoyas, en búsqueda de escasos y escasas birros y birras, numerosos y numerosas chorlas y chorlos, raros y raras nucos y nucas y copiosas y copiosos raras y raros, para después cambiarlos y cambiarlas por valiosas ratas y valiosos ratos con que agasajar a sus respectivos y respectivas cónyuges.

Publicado originalmente el 13 de julio de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/07/jotes-y-jotas-prosa-poetica-inclusiva.html.


Las frutas y los frutos.

En este mes y esta mesa, nuestras casas y nuestros casos gozan de la dicha y del dicho de tener numerosas frutas y numerosos frutos en nuestros finos platos y nuestras finas platas: manzanas y manzanos, mandarinas y mandarines, naranjas y naranjos, mangos y mangas, cerezas y cerezos, moras y moros, ciruelas y ciruelos, fresas y fresos, guindas y guindos, limas y limos, almendras y almendros, piñas y piños y avellanas y avellanos, aunque debemos evitar cocos y cocas, pues nos llenaríamos de peros y de peras; tampoco deben haber paltas y paltos, ni chirimoyas ni chirimoyos, pues sería pasarse de la raya y del rayo.

Mas no solamente de frutas y frutos nos debemos alimentar, pues de otro modo y de otra moda romperíamos en llanto y en llanta: contamos también con pastas y pastos, sabrosos panes y sabrosas panas y jugosos lomos lisos y jugosas lomas lisas.

Indudablemente, estos banquetes y estas banquetas son lo mejor y la mejora para todos y todas.

Publicado originalmente el 26 de julio de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/07/las-frutas-y-los-frutos-prosa-poetica.html.


Las bebidas y los bebidos.

En los jarros abandonados y las jarras abandonadas no quedan más que los conchos y las conchas de las bebidas y de los bebidos, diminutos restos y diminutas restas de diferentes tipos y de diferentes tipas. Hombres y mujeres que alegremente festejaron en aquellas barras y aquellos barros, ahora se recriminan mutuamente entre tiritones y tiritonas, por haber empinado excesivamente los respectivos codos y las respectivas codas; palos con duras críticas y palas con duros críticos abundan, mas dentro de pocos minutos y pocas minutas, ya en sus lechos y sus lechas, todos y todas disfrutarán de un buen mate y una buena mata para así pasar sus correspondientes monas y monos.

Publicado originalmente el 29 de julio de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/07/las-bebidas-y-los-bebidos-prosa-poetica.html.


Las trigas y los trigos.

Frías albas y fríos albos anuncian el pasar de las trigas y los trigos, que transitan velozmente gracias a los largos trancos y las largas trancas de caballos y caballas liberados y liberadas de vetustos curros y vetustas curras. Acarrean maltrechas seras y maltrechos seres que contienen cuantiosas pajas y cuantiosos pajes (previamente separadas y separados por centenas y centenos) de cebadas y de cebados de distintos grados y distintas gradas. Sus conductores y conductoras llevan orgullosamente jinetas y jinetes que evidencian su proceder de otros pagos y otras pagas, aunque quienes los y las observan no dan dos higas ni dos higos por semejante condición, y menos por los rastros ni las rastras que dejan tras de sí.

Publicado originalmente el 8 de agosto de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/08/las-trigas-y-los-trigos-prosa-poetica.html.


Los cuadros y las cuadras.

Personas asaz mayores rascan sus respectivas calvas y sus respectivos calvos mientras contemplan los aparatosos marcos y las aparatosas marcas que rodean sus caros cuadros y sus caras cuadras; sus dichas fueron breves y sus dichos fueron brevas al entender que, tal como están, no hay muros ni muras en que puedan ser exhibidos y exhibidas apropiadamente. Se consuelan entre sí compartiendo bebidas calientes y bebidos calientes extraídos y extraídas de sus antiguos termos y de sus antiguas termas, procedentes estos y éstas de años pretéritos y de añas pretéritas. ¿Habrá partido de mus o partida de musa que les permita olvidar las fuertes deudas y los fuertes deudos que contrajeron con sus inútiles adquisiciones?

Publicado originalmente el 9 de agosto de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/08/los-cuadros-y-las-cuadras-prosa-poetica.html.


Los cantaores y las cantaoras.

Los cantaores y las cantaoras viajan constantemente para presentarse fuera de las plazas y los plazos que les corresponden, sin jamás enmendar sus rumbos ni sus rumbas. Cantan sus romeras y sus romeros, sus cañas y sus caños y sus galeras y sus galeros en todos los ruedos y todas las ruedas que encuentran en sus andares, especialmente cuando estos y éstas cuentan con frondosos dragos y frondosas dragas. Mientras cantan, sus músicos y sus músicas acompañantes, carentes de panderetas y panderetes, de platillos y platillas y de bombos y bombas, optan por mover rítmicamente sus largos brazos y sus largas brazas, golpeando sus codos y sus codas contra sus rodillas y sus rodillos, ignorando los tormentos y las tormentas que infligen así en sus tibias y sus tibios. ¡No hay cuerdas ni cuerdos que superen tal percusión! De todos modos y todas modas, sin importar cuánto se esfuercen, los cantaores y las cantaoras no logran levantar las cejas ni los cejos de quienes asisten a sus actos y a sus actas, por lo que terminan siendo ignorados e ignoradas por los medios y las medias, situación que no cambiará mientras retengan sus viejas mañas y sus viejos maños e insistan en rehusarse a tocar tangos y tangas.

Publicado originalmente el 11 de agosto de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/08/los-cantaores-y-las-cantaoras-prosa.html.


Atrapados y atrapadas.

Férreamente atrapados y atrapadas por previamente dispuestos cepos y previamente dispuestas cepas, diversos parros y diversas parras esperan acongojadamente que lleguen los canes y las canas que darán cuenta de ellos y cuento de ellas; sus bazos y bazas sangran, sus picos y picas están rotos y rotas, y sus tibias están frías y sus tibios están fríos. Saben bien que ya no hay vuelta ni vuelto y morirán prontamente, y hacen para sí sus propios duelos y sus propias duelas, pues están conscientes de que tras sus partidas y sus partidos, no lo hará nadie ni Nadia. No pueden evitar añorar, en estos últimos minutos y estas últimas minutas, sus respectivas juventudes en aquellos esteros y aquellas esteras, cuando comenzaban a trabajar en sus planes noveles y sus planas novelas, que ya nunca podrán completar. ¿Qué pueden hacer ahora? Apenas les queda el liberar gases y gasas con los que fastidiar, si bien mínimamente, a sus verdugos y verdugas.

Ahí vienen... mas... no son perros de casta ni perras de casto, sino diminutos chuchos y diminutas chuchas de gruesas cerdas y gruesos cerdos, que con sus cortas patas y cortos patos no dan la talla ni el tallo para la caza ni el cazo. ¡Al pensar los cautivos y las cautivas que podrian escapar, se elevan sus ánimos y sus ánimas! Mas, al escuchar los tiros y las tiras disparados y disparadas por los paletos y las paletas a quienes estos baratos sabuesos y estas baratas sabuesas sirven, se quiebran definitivamente y aceptan que sus latos fines y sus latas finas están por concluir.

Publicado originalmente el 8 de septiembre de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/09/atrapados-y-atrapadas-prosa-poetica.html.


Las cubas y los cubos.

En algunos de los botes y algunas de las botas que continuamente circulan entre nuestros puertos y nuestras puertas, melados y meladas traídos y traídas desde numerosos cotos y numerosas cotas se convierten en diversas cañas blancas y diversos caños blancos, todas y todos de elevados grados y elevadas gradas, que, una vez servidas y servidos en copas y copos de variadas gamas y variados gamos, llegarán a labios y labias de hombres y mujeres. Fermentan reposadamente en redondas cubas y redondos cubos que jamás bambolean, pues éstas y estos están permanentemente equilibradas y equilibrados mediante firmes dispositivos y firmas dispositivas, ingeniosamente construidos y construidas sin más que ruedas dentadas y ruedos dentados, zapatas y zapatos y postes y postas, y sólidamente sostenidos y sostenidas por grandes calzos y grandes calzas; ni la peor tromba ni el peor trombo ni el más arbolado mar ni la más arbolada mara los y las supera.

Los trabajadores y las trabajadoras que están a cargo y a carga en estas galeras y estos galeros solamente necesitan revisar periódicamente las curvadas duelas de las cubas y los curvados duelos de los cubos; laboran tranquilos y tranquilas, aunque reconocen que pasar largos meses a bordo y largas mesas a borda les hacen ansiar el volver a pisar suelos con pasto y suelas con pasta y les asusta el recibir inesperados correos con malas nuevas e inesperadas correas con malos nuevos sin que puedan reaccionar inmediatamente.

Publicado originalmente el 13 de octubre de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/10/las-cubas-y-los-cubos-prosa-poetica.html.


Las barajas y los barajos.

Aunque los menos y las menas se atreven a recitar abiertamente plantos y plantas dedicados y dedicadas a las prohibidas barajas y los prohibidos barajos, todos y todas ansían poder volver a usarlas y usarlos para jugar y correr apuestas sujetas y apuestos sujetos.

Fajos y fajas de ases y asas y bazas y bazos de sotas y sotos yacen clandestinamente almacenados y almacenadas en arcas y arcos ocultas y ocultos en los más oscuros fondos y las más oscuras fondas de vacos cavos y vacas cavas, a su vez escondidos y escondidas tras presas en diversos ríos y presos en diversas rías, y que protegen por fuera y por fuero amplios grupos y amplias grupas de voluntarios y voluntarias, que jamás pensarían en cobrar soldadas o soldados por lo que ven como su deber.

Periódicamente, los hombres y las mujeres que integran esas cuadrillas y esos cuadrillos tienden cortas celadas y cortes celados con los que buscan evitar que otras bandas u otros bandos lleguen siquiera a tocar las atesoradas fortunas y los atesorados Fortunes que justifican tanta lucha y tanto luche. Aun enfermos o enfermas, vigilan estoicamente desde sus puntos asignados y sus puntas asignadas, sin permitir que sus dolorosas potras ni sus dolorosos potros ni esas insufribles caries ni esos insufribles carios les lleven a abandonar sus puestos y sus puestas.

Publicado originalmente el 21 de octubre de 2016 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2016/10/las-barajas-y-los-barajos-prosa-poetica.html.


Los candidatos y las candidatas.

Los candidatos y las candidatas salen desde las capitales y los capitales en que generalmente residen, y viajan en grandes trenes y grandes trenas a tantos pueblos y tantas pueblas como pueden, buscando encantar a hombres y mujeres para que voten por ellos y ellas. Se preocupan especialmente de las largas corbatas y los largos corbatos y las apretadas pajaritas y los apretados pajaritos que vestirán para resaltar sus portes y sus portas.

Ante las peñas y los peños que se reúnen a escucharlos y escucharlas, elaboran elocuentemente los puntos y las puntas que más interesan a quienes los y las escuchan, y reúnen los pedidos y las pedidas que reciben de ellos y ellas, asegurando irresponsablemente que cumplirán con todos y todas conjuntamente tras ser electos y electas, sin molestarse en sopesar los costos y las costas que semejantes combos y combas implicarán.

Mas, tras haber triunfado en sus respectivos actos y actas electorales, dejarán en cero y en cera lo que habían ofrecido, y, negando haber perdido sus rumbos y sus rumbas, rehusarán ser sometidos a las caldas y los caldos de sus decepcionados electores y decepcionadas electoras, y no se molestarán en recordar que lo prometido es deuda y la prometida es deudo.

Publicado originalmente el 2 de julio de 2017 en https://pensamientosdiatribasyfilipicas.blogspot.cl/2017/07/los-candidatos-y-las-candidatas-prosa.html.


Última actualización: 20 de septiembre de 2017.

HTML 4.01 ESTRICTO VÁLIDO CSS VÁLIDO
Todos los derechos reservados por Miguel Farah.
Si tiene alguna consulta o comentario, puede utilizar el formulario de contacto dispuesto para este efecto.